MENU
Publicaciones
Perú

Liderazgo que construye Confianza

Liderazgo que construye Confianza

En más de una ocasión hemos escuchado de las personas de la cuarta edad que, en el pasado la gente confiaba espontáneamente en las relaciones humanas y en las decisiones que se tomaban para cualquier actividad de negocio, se decía que “la palabra era ley”. Es decir, la confianza era invaluable y la credibilidad de las personas se veía reflejado en el cumplimiento de los acuerdos, no había necesidad de “empapelarse”, solicitando los sustentos que hoy por hoy nos sirven como mecanismo de defensa para salvaguardarnos. Nos hemos transformados en seres desconfiados, las relaciones ya no se mantienen tan fácilmente, y en los negocios o cualquier interacción que implique intermediaciones conductuales, los niveles de confianza han cambiado drásticamente.

Llevado al mundo empresarial, actualmente, el reto que tienen las organizaciones está en identificar las acciones que reviertan esta realidad, permitiéndoles colocar bases sólidas para la reflexión e identificación de los comportamientos actuales en colaboradores y directivos que están generando relaciones de desconfianza y transformarlas en “culturas de alta confianza”.

"Los líderes que se comprometen con la construcción de Grandes Lugares de Trabajo basado en confianza tienen el poder de reparar y fortalecer los vínculos sociales, mejorar las vidas de las personas y elevar el espíritu humano."

Pero, ¿qué es una cultura de alta confianza? Es un ambiente de trabajo en donde las relaciones están basadas en la confianza y son muy valoradas.

En los últimos 30 años de investigaciones realizadas por Great Place to Work®, se muestra que los colaboradores que experimentan altos niveles de confianza en el lugar de trabajo consideran que sus líderes son creíbles; es decir, competentes, comunicativos, sinceros. Asimismo, creen que se les trata con respeto como personas y profesionales, y perciben que el lugar de trabajo es imparcial en lo esencial.

En consecuencia, podemos decir que la confianza es la piedra angular de los grandes lugares para trabajar, principalmente cuando se hace referencia a la relación de confianza entre colaboradores y la dirección. Esto se debe a que mientras que las condiciones empresariales han cambiado drásticamente, propias de la evolución, las personas siguen siendo personas y la confianza es un requisito universal para generar interacciones positivas.

Es importante poner énfasis en que los colaboradores confían en los líderes cuando los perciben como creíbles, respetuosos y justos. Estos líderes son capaces de conectar en el ámbito humano y emocional con sus equipos de trabajo, sin importar quiénes son o lo que hacen en la organización. Como consecuencia se generan relaciones con sentido, respetuosas y esencialmente genuinas.

"Tener una cultura estable de alta confianza se está convirtiendo de manera rápida en algo esencial para el éxito empresarial"

Por ello, uno de los primeros pasos para construir un gran lugar de trabajo es generar confianza desde el liderazgo y el punto de partida es a través de la escucha; es decir, ver a los colaboradores como personas más allá del rol que realizan en la organización.

En consecuencia, sin la confianza entre colaboradores y sus líderes, las acciones en las que la organización invierte sus esfuerzos desde la Gestión de Personas se ven afectados desfavorablemente. La clave para maximizar el potencial humano en las organizaciones es a través de un liderazgo efectivo, basado en valores y alta confianza. Si esto se hace bien, se podrá experimentar como se consecuencia la innovación y crecimiento financiero.