MENU
Publicaciones
Perú

INDUCCIÓN 100% REMOTA: 8 formas de crear una gran experiencia de trabajo para los colaboradores nuevos

INDUCCIÓN 100% REMOTA: 8 formas de crear una gran experiencia de trabajo para los colaboradores nuevos

En todo el mundo, las personas no pueden interactuar como lo hacían antes, lo que crea una nueva era de desconexión. Lo que antes se daba por sentado en nuestra sociedad ahora es riesgoso: estar juntos en un espacio físico.

Los seres humanos requieren interacción para aprender y crecer en nuestro mundo interdependiente. Las interacciones agregan color, riqueza y un sentido de conexión a la cultura de todas las empresas.

Las organizaciones que tienen la suerte de seguir contratando personal se enfrentan a un nuevo desafío: incorporación 100% remota.

¿Le preocupa que sus nuevos colaboradores se sientan defraudados por una experiencia de trabajo que no refleje la cultura de la organización?

Hay formas de promover esa cultura con éxito en su programa de incorporación remota; los desafíos novedosos requieren soluciones novedosas:

  1. Haga que la organización se entusiasme con las nuevas contrataciones
  2. Anime a sus líderes a anticipar el valor de nuevos talentos. Nadie debería sentir que tiene que demostrar su valía ante nadie, nunca.

    Su nuevo talento se incorporó a la organización porque tienen las cualidades y habilidades necesarias para agregar más valor al equipo y acercarlo a la misión.

    Aquí hay algunas formas de preparar a la empresa para dar una cálida bienvenida a los nuevos colaboradores:

    • Asegurar que los líderes expresen cómo el éxito y el propósito compartido de la organización se acelera con las nuevas contrataciones.
    • Haga un anuncio donde celebre los dones únicos de los nuevos talentos y quiénes son como seres humanos para así ayudar a todos sus colaboradores a conocerlos.
    • Invite a los nuevos colaboradores a escribir algunas palabras sobre sí mismos para que los miembros del equipo puedan identificar cualquier interés compartido o interés que despierte la curiosidad.

    Las conexiones ocurren rápidamente cuando hay más que solo trabajo para compartir.

  3. Asigne un compañero "buddy" que represente la cultura de su empresa
  4. Sus nuevos colaboradores necesitan una cara amigable a la que acudir en busca de claridad y orientación sobre el negocio.

    Un sistema de buddy debe incluir registros programados con regularidad. Esto crea un espacio seguro dedicado para que los nuevos colaboradores hagan preguntas que no se sienten cómodos haciendo en un grupo.

    Un buddy ideal es alguien que:

    • Encarna los valores fundamentales de la organización.
    • Actúa como embajador del negocio.
    • Prospera como guía de referencia para otros.

    Es importante estar seguro de que el buddy realmente quiere ser parte del viaje en el que están los demás y lo disfruta.

  5. Fomentar los "coffee meetings" virtuales con diferentes líderes de la empresa
  6. Es importante reservar tiempo cada día para que sus nuevos colaboradores establezcan relaciones lo antes posible. Esto es especialmente cierto si su proceso de incorporación requiere mucha información.

    Las conexiones virtuales acelerarán la camaradería del equipo. La mayoría de estas reuniones informales deben ser con colaboradores de otras áreas para que el nuevo colaborador pueda aprender sobre diferentes aspectos del negocio y conectarse con las personas que pueden proporcionar un contexto del panorama general.

    Dado que cada organización es única, estas reuniones informales permitirán a sus nuevos colaboradores conectar de manera más eficiente con las diferentes actividades del negocio y asociar la información que obtienen de las capacitaciones con las diferentes áreas que desempeñan estas funciones.

    En un entorno de oficina, estas conexiones pueden haber ocurrido de manera orgánica. En un entorno remoto, estas reuniones dedicadas crean más que nunca una forma más intencionada de conectarse con el ecosistema social de sus lugares de trabajo.

  7. Cree un Grupo de Recursos para Colaboradores (GRC) compuesto por trabajadores que cuenten con un año en la empresa y promueva las reuniones periódicas.
  8. Ya es difícil ser el nuevo colaborador en un entorno presencial. En el mundo remoto, es aún más difícil. El GRC permitirá que sus nuevos talentos compartan sus conocimientos y promoverá el sentido de camaradería desde el principio al lograr que todos los miembros del grupo se relacionen entre sí.

    Un GRC es aún mejor cuando los nuevos colaboradores desempeñan diferentes roles, porque aprender de un área o rol en la empresa podría ser beneficioso para todo el grupo. Puede proporcionar pautas para que las reuniones de grupo tengan una intención especifica o permitir que la conversación se desarrolle de manera libre y natural. También puede incluir un canal de chat solo para colaboradores con un año en la empresa.

  9. Sea vulnerable y comparta las oportunidades de mejora del negocio
  10. Ninguna empresa cuenta con procesos perfectos y siempre hay espacio para mejorar o crecer. Tanto los líderes como los colaboradores deben expresar lo que está funcionando y lo que no, especialmente si la empresa ha adoptado recientemente el modelo de trabajo remoto.

    Sus nuevos colaboradores que han ingresado en un entorno completamente remoto, tendrán conocimientos e ideas de primera mano para mejorar la experiencia de trabajo.

  11. Siempre conozca donde están sus nuevos colaboradores, no al revés
  12. Debido a la pandemia los nuevos talentos no pueden conectarse de manera rápida con un colaborador de mayor antigüedad que pueda resolver sus dudas. Va a depender de su disponibilidad, de las zonas horarias, de las agendas, del internet, etc., obtener una respuesta rápida es muy raro en estos días.

    Por lo tanto, es importante darles a sus nuevos colaboradores todo el tiempo que necesiten para aprender sobre el negocio principal y sus productos / servicios / ofertas y la seguridad para hacer tantas preguntas como sea posible.

    Converse con sus nuevos talentos cada 30, 60 o 90 días, así podrá conocer y evaluar cómo va el desarrollo de sus colaboradores, que necesidades tienen y como se relacionan con las demás áreas de la organización.

  13. Duplica las reuniones individuales con los líderes
  14. Tener reuniones uno a uno con los colaboradores debe estar siempre en la agenda de trabajo de todos los líderes, pero en un entorno remoto, los nuevos colaboradores deben tener el doble de reuniones uno a uno durante al menos los primeros 90 días de incorporación.

    Este “tiempo de escucha” es esencial para establecer una relación de confianza entre líder y colaborador a distancia. Se necesita tiempo para desarrollar y comprender los estilos de comunicación de los demás, por lo que los líderes deben pasar más tiempo con los nuevos colaboradores para fomentar un vínculo cercano que facilite la comunicación.

  15. Celebre cada logro de su nuevo colaborador
  16. Comparta y celebre el desarrollo de su nuevo colaborador durante los primeros 30, 60 o 90 días. Comparta lo que el equipo ha aprendido de ellos y cómo están contribuyendo con la organización. Converse con las personas que han tenido contacto con el nuevo colaborador, recopile anécdotas y luego compártalas con el equipo; reconózcalo, muestre orgullo por él y por su trabajo.

    Nuestra investigación muestra que cuando las personas se sienten bienvenidas, la organización en sí no solo sobrevive durante una recesión, sino que prospera.